Un recorrido mágico descubriendo la Campiña Sur
Escrito por Elena Galván   
miércoles, 16 de noviembre de 2016
La Campiña Sur es uno de los lugares donde el rico patrimonio artístico-histórico de sitios como Llerena y Azuaga te embriaga desde el primer momento.
 

A lo largo de su historia, ha conseguido alzarse como uno de los puntos clave de las diferentes civilizaciones. Esto ha sido posible gracias a una situación geográfica clave, destacando su riqueza minera y sus suelos fértiles.
 
 Entre sus viejas minas se resalta el caso de “La Jayona”, que constituye uno de los principales atractivos de la zona. La Junta de Extremadura la declaró Monumento Nacional y las visitas necesitan ser solicitadas con antelación en el Ayuntamiento de Fuente del Arco ya que éstas son guiadas y van a depender de los grupos solicitantes para las distintas fechas.
 
Sus bellos parajes requieren ser vistos bajo la serenidad y tranquilidad que te aportan todos los rincones. Así, destacamos la visita a Retamal de Llerena, donde el monumento más destacable es la iglesia San Pedro Apóstol, donde resultan de especial interés los dos pequeños retablos barrocos. Entre sus fiestas, destacan “Las Candelas” o los carnavales.

 La Puebla del Maestre, enclavado en la comarca de Campiña Sur, destaca por su abundante patrimonio histórico-artístico de tipo religioso, que se unen a los realizados durante la época medieval. Un ejemplo de ello es la iglesia del Salvador, con sus vistosos colores o el pantano El Pintado, que se encuentra entre Andalucía y Extremadura.

Así mismo, otro de los puntos a descubrir es la Granja de Torrehermosa, situada cerca de Azuaga. Su iglesia de la Purísima Concepción es el monumento más significativo, una obra gótica-mudéjar del siglo XV. De ella, su hermosa torre, a la que deben el nombre de la localidad, es lo que más destaca. El casino, con una fachada con blasones y artísticas rejerías o la fachada Mudéjar de la Biblioteca Minicipal, son otro de los encantos que se pueden encontrar durante esta visita.

Tampoco podemos olvidar su Parque Municipal, considerado uno de los más extensos de la provincia, compuesto por una gran variedad de especies vegetales, jardín rústico de plantas autóctonas o un kiosko-mirador.

 Una vez que hemos llegado a Azuaga, te encontrarás en una de las poblaciones más destacadas de esta comarca. Esto es así gracias a su rica variedad de monumentos y lugares que la han ido forjando a lo largo de los diferentes siglos.
Como muestra de ello encontramos los restos del castillo de Miramontes, que se trata de una fortaleza de origen árabe. Esta obra arquitectónica se encuentra sobre una elevación rocosa y pertenece a la época islámica, aunque los musulmanes lo construyeron sobre restos de edificaciones romanas. Tras 1494, la fortaleza estaba abandonada y en tan malas condiciones que se encargó al comendador de Azuaga repararla. A pesar de la hermosa torre del homenaje, varias puertas y muros defensivos, caballerizas, aljibes o patios, hoy en día solo se conservan algunos restos.

 Por otro lado, el parque natural “Las Quinientas” de Berlanga es otro de los sitios mágicos que no se pueden dejar pasar si decides perderte por la Campiña Sur. Las numerosas especies de aves acuáticas que habitan en su lago y los canales que conforman este espacio natural, consiguen que los visitantes recuerden la parte más bella de la naturaleza. Además, en los diferentes recorridos internos del parque, también se pueden encontrar muflones, ciervos y gamos. Por si fuera poco, el parque también cuenta con un pequeño zoo habitado con especies exóticas, que harán las delicias de los más pequeños.

La Campiña Sur es magia, sueño, tranquilidad y encuentro. Es belleza y variedad, fiestas y descubrimientos. Si quieres experimentar un ciclón de sensaciones, sin duda es el lugar adecuado para ello.